GBC Global Biotech Consulting Group

INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN EN GENÓMICA   ⦿   SERVICIOS DE BIOLOGÍA MOLECULAR   ⦿   KITS PARA ADN Y ARN EN SALIVA

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
tt-genomicA

Transferencia de Tecnología - Genómica

El desarrollo de un grupo de compañías que emplean tecnología genómica emergió en paralelo al Proyecto del Genoma Humano (HGP) entre 1990 y 2004. Los planes de negocios, tecnologías, tamaño y salud financiera de estas firmas diferían ampliamente, pero compartían una dependencia común de métodos y tecnologías asociadas con el entonces nuevo campo de la genómica: secuenciación del ADN, manipulación del ADN en el cromosoma o a escala del genoma total y la bioinformática.

El desarrollo del sector de la genómica comercial dentro de la industria de la biotecnología se basó en gran medida de los bienes comunes científicos, la financiación pública y la Transferencia de Tecnología entre la investigación académica e industrial. Las tendencias entre las principales empresas de tecnología genómica muestran que la contratación, la mejora de capital, así  como los gastos  en investigación y desarrollo siguieron creciendo después de la burbuja inicial del periodo 2000-2001. La mayoría de las empresas de genómica comercial son compañías con gran diversidad en el tipo de investigación y desarrollo, productos y servicios prestados, y más de la mitad de las empresas públicas tienen la mayor parte de su cartera de propiedad intelectual en patentes basadas en el ADN.

Los Estados Unidos, Canadá y diferentes países de Europa llevan años de ventaja y experiencia en el tema de la transferencia tecnológica en diferentes campos del conocimiento. Los costosos proyectos iniciales de investigación genómica fueron desarrollados casi exclusivamente en países industrializados, de ahí que sean estos quienes lideran el campo de la transferencia de tecnología genómica ya que han sido promotores y participes directos de los descubrimientos e innovaciones en torno al conocimiento genómico generados a partir de dichos proyectos.

Las empresas enfocadas en la biotecnología genómica son de diferentes nacionalidades, y su común denominador es la estrecha relación entre la innovación y su insumo fundamental: la investigación básica dentro de la empresa misma, pero sobretodo en universidades o centros de investigaciones públicas y privadas. Esto ha originado una asociación entre investigadores y empresas, requisito indispensable para la evolución de ambas partes.

La biotecnología genómica se aplica en diferentes campos, pero el mayor impacto lo tiene en las áreas de la salud humana, la industria farmacéutica y los métodos de producción agrícola. Los países industrializados confían en que sus inversiones actuales en las nuevas y futuras biotecnologías genómicas serán ampliamente recuperadas, en base a los resultados y casos de éxitos, como lo demuestra el reporte económico sobre el Proyecto del Genoma Humano publicado por el Battelle Memorial Institute de los Estados Unidos muestra que el retorno de la inversión en genómica ha sido de 141 dólares por cada dólar invertido en su desarrollo inicial. Sólo en 2010, los proyectos de secuenciación genómica y las actividades industriales y de investigación asociadas generaron 67 mil millones de dólares, 20 mil millones de dólares de ingresos entre trabajadores de Estados Unidos y 310 mil empleos.

Transferencia de Tecnología Genómica en México

Si bien México tiene un potencial basado en infraestructura, instituciones, recursos humanos y proyectos científicos en torno a la genómica, especialmente en salud, estos aún no han sido vinculados al sector productivo. En todas las líneas de investigación genómica desarrollada en México hay potencial de protección de propiedad intelectual, en todas hay innovaciones que pueden ser descubrimientos susceptibles de someter a patentes, las cuales pueden ser licenciadas para su uso comercial.

En México la cultura de propiedad intelectual y de vinculación con la industria para la transferencia de tecnología en general está rezagada comparada con los países industrializados, y en el caso particular de la genómica se encuentra en etapas iniciales. De acuerdo a datos del IMPI, las solicitudes de patentes recibidas durante todo 2012 fue de 15 mil 314, en tanto que de enero a noviembre de 2013 sumaron 14 mil 117, de las cuales 999 correspondieron a innovaciones nacionales y el resto, a extranjeras. Las patentes relacionadas a biotecnología y farmabiotecnología ocupan el 8% de las cerca de 14 mil solicitudes.

El INMEGEN a finales del 2013 firmó un convenio de colaboración con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el cual busca aumentar el número de patentes mexicanas en el sector salud y dar asesoría a los científicos sobre cómo proteger sus investigaciones y desarrollos tecnológicos relacionados con la genómica.

Las políticas al respecto de la transferencia de tecnología en México son de reciente creación, donde se incorporó la Innovación a la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación en el 2009, y en el 2011 se creó el Fondo Sectorial de Innovación (FINNOVA) y la política de las Oficinas de Trasferencia de Tecnología (OTT).

La Dirección General de Evaluación Institucional de la Universidad Nacional Autónoma de México (DGEI-UNAM) ha elaborado un catálogo de patentes otorgadas y solicitadas entre los años 1991-2009 por las Instituciones de Educación Superior, el Sector Salud y los Centros de Investigación y Desarrollo Tecnológico de México (www.dgei.unam.mx/?q=node/61) (Tabla 1). Del total de patentes incluidas en el catálogo, sólo 16 corresponden a investigaciones basadas en el ADN (6 de la UNAM, 6 del IPN, 1 de la UG, la BUAP, la UADY y del INNN).

Los avances más recientes en la generación de patentes de biotecnologías genómicas se han dado en dos instituciones dedicas al área de la salud y la agricultura, creadas durante la última década  y enfocadas precisamente en la generación de conocimiento genómico, INMEGEN y LANGEBIO.

Tabla 1. Catálogo de patentes otorgadas y solicitadas entre los años 1991-2009 en México.

Los avances más recientes en la generación de patentes de biotecnologías genómicas se han dado en dos instituciones dedicas al área de la salud y la agricultura, creadas durante la última década  y enfocadas precisamente en la generación de conocimiento genómico, INMEGEN y LANGEBIO.

El Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN) tiene en trámite dos solicitudes de patente, una ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para un biomarcador para el diagnóstico temprano de cáncer de hígado, y otra a nivel internacional presentada ante la Patent Cooperation Treaty (PCT) para un marcador de una nueva variante genética relacionada con cáncer de mama, la cual puede ser útil para el diagnóstico y pronóstico de la enfermedad, así como para la selección y/o diseño de fármacos. Las dos solicitudes de patentes nacieron de proyectos de investigación realizados en el INMEGEN por científicos mexicanos.

El Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (LANGEBIO), perteneciente al Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV) del Instituto Politécnico Nacional, durante los cinco años transcurridos desde su instalación ha generado 12 solicitudes de patentes internacionales. También tiene un contrato con la empresa Pionner/Dupont para el desarrollo de tecnología para la producción clonal de híbridos.

Las empresas farmacéuticas, de diagnóstico y de biotecnología deben invertir grandes sumas de dinero en el desarrollo de nuevos productos. La investigación tiende a ser difícil y costosa, los riesgos son enormes, y los investigadores a menudo deben intentar muchas veces hasta obtener un nuevo producto exitoso. Las empresas sólo pueden hacer y justificar tales inversiones si la protección a la patente permite la restitución del capital y el retorno sobre las inversiones. Las patentes son otorgadas a cambio de la divulgación de la invención que resulta de utilidad pública y son otorgadas por un período de 20 años a partir de la fecha de solicitud. El apoyo al otorgamiento de patentes y la transferencia de tecnología de base genómica deben ser prioritarias en México a fin de que el país pueda insertarse oportunamente en la bioeconomía.

Abrir Chat
¿Necesitas ayuda? Contáctanos
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by